domingo, 14 de julio de 2013

Lágrimas en la lluvia

En ocasiones basta con levantarse, con poner un pie en un suelo generalmente demasiado frío, para saber que será un día nefasto o puede que todo lo contrario. Y es esta última opción la que mejor asumimos, aun cuando luego todo se trunque, porque la mímima posibilidad de que vayas a disfrutar de una buena jornada será la responsable de que tu actitud sea la adecuada. De que emanes un aura de buenrollismo sin limites y energía positiva que empujará a quienes te rodean a ayudarte y facilitar que alcances tus objetivos...
Y cuando todo en ti delata una total falta de autoestima o confianza en tus posibilidades, entonces, no se trata de que el Universo se haya puesto en tu contra. No es cosa del Karma. Ni tampoco busques a una zíngara de nariz averrugada; NADIE te ha lanzado un mal de ojo. Porque como decía alguien más sabio que yo, lamento no recordar su nombre, "no podemos cambiar las circunstancias pero sí nuestra actitud ante ella". Y de esto va la vida, esa zorra estúpida que no entiende de sentimentalismos, y no deberíamos tomárnosla demasiado en serio porque no saldremos vivos de ella y, en definitiva, como decía Roy Batty...

... todo se perderá, como lágrimas en la lluvia.

6 comentarios:

TriniReina dijo...

Así es. "No podemos cambiar las circunstancias", pero si luchar para olvidar lo peor o aprender de lo mejor de ellas.
Que es cierto que no saldremos vivos pero, mientras vivimos:vivamos...

Abrazos

Laura Noestá dijo...

Borja tienes mucha razón en lo que nos planteas en este post.

A mí me pasa a diario, dependiendo del día que tenga programado me levanto con buena o mala actitud, y generalmente, si mi actitud es positiva, ese día me va de maravilla!!!

Besos

Ángeles dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Maman Bohème dijo...

Yo intento ser positiva al máximo...nunca alcanzo a serlo al 100%...pero cada día intento encontrar buenos motivos para tirar adelante...siempre me muevo entre curvas, esquivando problemas...que quizás no podemos cambiar pero si sortear...tienes toda la razón!!!!
Me encanta!!!
un besazooooo!!

Beauséant dijo...

cuando buscas culpables en los demás dejas de moverte para intentar solucionar las cosas, simplemente han dejado de depender de ti. La vida es lucha, debemos aprenderlo...

Ángeles dijo...

O sea, ¿que no podemos echarle la culpa a nadie, ni a la bruja ni a la mala suerte ni a nada?

Pues precisamente esto es algo en lo que pienso mucho últimamente, y cada vez lo creo más; aunque me viene bien que me lo recuerden de vez en cuando, que a veces se me olvida.

Saluditos.