sábado, 24 de enero de 2015

Óxido Líquido

Por las calles reptan almas sin corazón
han amanecido en la tundra
han rumiado el hálito infame de los cuervos
han reventado asfalto con su imaginación.

La Luna está muerta, suspira: estrellas
informes nos vomitan
más allá del ignífugo cristal

5 comentarios:

Beauséant dijo...

Se gana la vida perdiéndola en la ciudad sin corazón, que cantaban los suaves hace mucho tiempo... Es extraño, o quizás no, pero casi todas las ciudades en la ciencia ficción son vertederos de personas, lugares insanos donde se intenta ganar la vida a base de perderla...

Rud dijo...

Hola, Borja
Veo que has escrito algo para hacernos reflexionar acerca del presente. En la literatura fantástica o películas "futuristas" o de ciencia ficción pueden mostrarnos personajes específicos, situaciones utópicas y futuros o situaciones distópicas; a esta última creo que te has referido en tu escrito: visiones de cómo sería una era post-nuclear, por ejemplo.
Feliz fin de semana. Un abrazo

TORO SALVAJE dijo...

Voy por las calles con un palo para matar serpientes que hablan.

Saludos.

Borja F. Caamaño dijo...

Aun cuando pueda parecer que se refiera a un futuro distópico, amigos, realmente creo recordar que cuando escribí esto (tiempo ha) volcaba en él mi desánimo por un presente que se me antojaba (cada vez más) brutal y aséptico de sentimientos hacia el propio ser humano.

Abrazotes.

Rafa Hernández dijo...

Esto da para rebanarse el coco de lo lindo. Es lo más parecido a un hecatombe. Esperemos que no llegue, y si llega que sea más suave.

Un abrazo amigo.