sábado, 28 de febrero de 2015

Espeso Saṃsāra

... llanto en la sombra,
un cruel latido estéril
bajo el asfalto y

tú, penitente,
nadas contracorriente en
caudal de acero y xenon.

Asfixiándote y
repudiando una vida
vacía y agria...

17 comentarios:

ReltiH dijo...

SI MI BROTHER, HAY MEJORES OPCIONES.
UN ABRAZO

Boris Estebitan dijo...

Ahí vamos, nadando contra corriente, saludos desde El Blog de Boris Estebitan.

CÉU dijo...

Olá,

Juro que não entendo as "correntes e ventos contrários".

Hermosa reflexão!

Abrazo.

Lola dijo...

Todo se puede mejorar, solo hay que dejar pasar el tiempo. Feliz domingo. Un abrazo.

RECOMENZAR dijo...

tu vida esta llena mirate y lo veras tenes hermosas letras con perfume y mucho mas

Cayetano Gea dijo...

Como decía la canción "malos tiempos para la lírica", cuando por corazón solo nos queda un trozo de vidrio o de asfalto y las chimeneas vomitan humo negro y no mariposas. Habrá que conformarse o echarle mucha imaginación. Es nuestro destino.
Un saludo y feliz domingo.

DULCINEA DEL ATLANTICO dijo...

Muy interesante esta reflexión,no debemos dejarnos asfixiar por la negrura que nos rodea, hay que buscar la dirección precisa para descubrir algo mejor.
Besos y buen domingo
Puri

la MaLquEridA dijo...

Quizá no haya otra opción.

Un abrazo

lichazul alqantar dijo...

bajo el asfalto
en el subsuelo
un subsole intenta redimirnos

abrazos y mil gracias por tu huella

Laura Santos dijo...

O suposto desenvolvimento faz com que o homem tenha que nadar contra a corrente, cumprindo penas originadas por uma vida de contra-natura.
Deixemos os asfaltos, percorramos os caminhos de pedra e de água que conduzem às nascentes.
Belo poema! Eloquente e cru, quanto ao vazio que rege muitas vidas.
xx

TORO SALVAJE dijo...

Yo la repudio también.
Cada día.

El collar de Hampstead dijo...

Desasosegante atmósfera...
Plasmaste certero ese paisaje y ese sentir.

Besos

Rafa Hernández dijo...

Da hasta un poquillo de angustia, sí.

Abrazo.

karras dijo...

Hay veces en que efectivamente uno se siente así preguntándose ¿que hago yo aquí?.
La respuesta cada uno ha de concebirla por si mismo pero un buen principio sería que si has despertado ayudes a otros a que lo hagan.
Un abrazo.

Imaginativa dijo...

A veces uno no tiene más remedio que nadar a contracorriente del mundo aunque eso suponga, en algunas ocasiones, un mayor sufrimiento.

Saludos.

Existe Sempre Um Lugar dijo...

Boa tarde, a partir que assumimos as nossas responsabilidades, começamos a nadar contra a corrente, a vida é assim, assim ela é bela.
AG

Fina Tizón dijo...

Aun así, hay que nadar...
Tus letras arañan, Borja
Fina