sábado, 20 de junio de 2015

Resaca vital

© Darío López Bas
Son los recuerdos
amalgama de hiel.
Bilis infecta.

Instantes rotos
y momentos perdidos,
una y mil veces vividos.

Cual un hara kiri:
esnifando angustia y
pribando adiós.

10 comentarios:

Cayetano Gea dijo...

Es lo que tienen los recuerdos, que te hacen revivir una y otra vez lo que no deseas recordar. Como en "el día de la marmota".
Un saludo, Borja.

Mari-Pi-R dijo...

De los recuerdos hay que sacar lo bueno de ellos y lo demás olvidarlos.
Me alegro de verte de nuevo.

Abril Sampere dijo...

Borja, haz como dice Gabriel García Márquez "La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado".Saludos

ReltiH dijo...

UN TEXTO ÁCIDO.
ABRAZOS

jesus alvarez dijo...

Excelente entrada, me ha gustado mucho, saludos.

Boris Estebitan dijo...

Esos tristes recuerdos, gran texto.

pormitripa dijo...

Muy buena descripción. Pero por favor, nunca olvides los recuerdos que de verdad merecen la pena, esos que nos hacen sonreír como el primer día. Un abrazo.

http://elchicodelmetro.blogspot.com.es/

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

La vida es de todas maneras, un mirar atrás, que nos envuelve en ese estado de lo que aquí llamamos "guayabo": ese malestar que queda después de una borrachera. Buen texto. UN abrazo. carlos

RECOMENZAR dijo...

Sólo quien te quiere de verdad comprende tres cosas de ti... El dolor detrás de tu sonrisa, el amor detrás de tu enojo y las razones detrás de tu silencio". Autor desconocido (al menos para mi)

Auroratris dijo...

Una manera muy visceral de ver así los recuerdos... realmente hay algunos que son como auténticos suicidios.
Gracias por tus palabras en mi blog.

Mil besitos.